Sueños vs retos

Desde que me atreví a dejar mi casa, mi país, mis fruticas tropicales deliciosas y la música latina, por conocer nuevos mundos y seguir cumpliendo mis sueños; me dí cuenta  de uno de los más grandes errores que solemos cometer los soñadores. Lo lamentable es que yo lo hice apenas hace unos momentos…. lo bueno, es que ya lo sé y ahora lo podemos reflexionar.

El peor error que comentemos cuando deseamos cumplir un sueño es planear perfectamente la forma o la estrategia para alcanzarlos y olvidar la importancia de visualizarnos viviendo ese sueño. Si el día de mañana, listo! Te esforzaste, llegaste! ¿Y ahora qué?¿ Sueles pensar qué harás cuando cumplas tu sueño? es decir ¿Qué harás con ese sueño cumplido?¿Cómo lo vivirás? La respuesta no es precisamente pasar al siguiente y comenzar nuevamente el proceso de esforzarse, luchar y conseguir uno nuevo. Ese es el error.

En mi caso, me gradué con honores como Periodista, llegué a Milán a seguir formandome (cumplí mi sueño), pero cuando empezaron a pasar los días y de verdad fui consciente que llegué a mi meta, me sentí perdida. Porque llegar hasta aquí fue un sueño que convertí en un reto, es decir que el proceso me sirvió para demostrarme a mi misma que sí puedo, pero no para disfrutar de la mejor forma el hecho de lograrlo.

Por favor, de ahora en adelante evitemos que nuestros sueños se vuelvan retos. Hay que visualizar qué maravillas haremos cuando cumplamos lo que tanto deseamos (cambiar nuestra forma de vestir, inspirar, aprender algo de la nueva cultura, hacer un diario de fotos, de momentos, de experiencias…cualquier cosa! Pero no dejar pasar el momento sin tomar consciencia del mismo).

Los retos, nos sirven para demostrarnos que podemos superarnos. Por ejemplo, si hoy me hago 15 burpees en el gimnasio, mi reto mañana seguramente será hacer 20 sin parar. Probablemente al final me sentiré muy satisfecha, pero ya esta, cambiaré mi reto a uno que me haga más fuerte. No hagamos lo mismo con los sueños, porque ellos son nuestra vida, no tienen un final (se cumplen y se viven).

La vida es una composición de sueños que hay que vivir día a día. Y eso señores es terriblemente difícil, pero yo los invito a que probemos.

Hoy decido vivir mi sueño caminando por las calles de Milán, aprendiendo nuevos idiomas, probando nuevos sabores, viajando, coleccionando fotos y momentos. Vivo mi sueño sanando, escribiendo lo que siento, haciendo deporte, conociendo nuevas personas, tomándome el tiempo para hacer las cosas, relajándome, disfrutando el tiempo con mi novio y mis amigos, disfrutando el tiempo conmigo misma, vivir sin afán y sintiendo que cualquier cosa que pase y decida hacer durante este tiempo lejos de casa es parte de mi vida, es parte de mi sueño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s