El Amor

El padre de todos los sentimientos, aliado y enemigo de la felicidad. En su ausencia todo es vacío, por eso cultivarlo y conservarlo es la única vía para alcanzar una maravillosa plenitud.

Sé que es más fácil decirlo que hacerlo, porque requiere constancia y conciencia plena en cada momento. No estamos acostumbrados a ello. Pensar si cada cosa que hacemos es un acto de amor, requiera atención y nosotros hemos sido programados para distraernos.

Empecemos por el amor propio, el más importante ¿Cuándo fue la última vez que te sentiste bien contigo mismo, que te dijiste un cumplido, que te reíste de tus errores y celebraste tus logros? No podemos amar a los demás si no nos amamos a nosotros mismos. Y para empezar hay que trabajar en la aceptación, querernos tal y como somos hoy en este mismo instante, no hay tiempo para pensar en mañana, porque el mañana es incierto. Yo me acepto hoy como soy, con lo que me gusta y lo que no. No soy de otra manera y, aunque puedo mejorar, hoy soy así y soy suficiente.

Ahora, el altruismo, si ya comenzaste a amarte es hora de irradiar amor. Empecemos por las cosas más simples: una sonrisa, una llamada, un mensaje de buenos días o noches, un cumplido o una pequeña sorpresa a otra persona, que conozcas o no.  También, trabajemos en dejar la costumbre de criticar y juzgar a los demás, no existe absolutamente nada que no tenga una causa, los demás tendrán sus razones para ser como son, así como nosotros tenemos las nuestras para pensar y actuar de alguna manera.

Finalmente, paciencia, amarse lleva tiempo y más amar a otro, pero si almenos dedicamos una mínima parte de  nuestro día a pensar cómo nos sentimos, a valorar lo que somos y a darle amor al otro, todo empezará a cambiar y poco a poco convertiremos nuestra vida en un acto de amor.

Obviamente si eso es lo que se desea, cada quien puede vivir la vida a su manera.

Simplemente hoy quise escribir este breve texto de amor, porque lo he venido practicando y hoy me desperté diferente, con una sensación de tranquilidad inmensa, me sentí llena de amor y nunca antes me había sentido tan bien. Y por eso, quise compartirlo, porque siempre debemos contarle al mundo lo maravilloso.

Cambiar es maravilloso y creo que por fin lo estoy entendiendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s